La Historia del Toyota 86: Fun to Drive

Noticias
Mayo 18, 2018

¡Hola Toyotero! Hoy nos toca hablar de uno de los autos más queridos de la historia de nuestra marca, el Toyota 86. El relanzamiento de un modelo que no solo evoca con su nombre al legendario Hachi-Roku, sino que, también le rinde tributo conservando la esencia del mítico rey del drifting japonés.

Si tu corazón cambia de ritmo, al igual que el nuestro, cada vez que lees estos dos dígitos acompañados de la palabra Toyota debes saber que estos no hacen referencia al año de fabricación del vehículo sino al antiguo código de la marca donde "A" presenta el motor instalado (4A) y el E86 a la sexta revisión de la quinta generación de Corolla (serie E80). Así que el nombre de pila correcto es Toyota AE86.

Se lanzó dos modelos al mercado denominándolos como Toyota Corolla Levin y Toyota Corolla Sprinter Trueno. Siendo este último el más popularizado, y protagonista de la conocidísima serie de animación japonesa Initial D. Si pensabas que no conocíamos a Takumi estás muy equivocado, toyotero. 

Ambos modelos fueron fabricados en coupé y fastback. ¿La principal diferencia? El Levin fue concebido con faros fijos mientras el Sprinter Trueno acogía unos hermosos faros plegables y ambos contaban con las versiones 3Door GTV, 3Door GTV-APEX, 2Door GT y 2Door GT-APEX.

¿Qué lo hizo tan popular? Estamos seguros que lo sabes, pero no está de más mencionarlo: la relación peso potencia. Un auto ligero (950Kg) equipado con un potente 4A-GE Twincam, un pequeño motor de gran potencia para sus 1587 centímetros cúbicos (0 a 100 en 8.5s en la versión estándar) que ofrecía una conducción realmente divertida gracias a su característica tracción posterior. Un auto hecho para divertirse. Y qué mejor forma para pasarla bien que derrapando en un 86.

El legendario Keiichi Tsuchiya con un Toyota 86.

Si bien no todos tienen la posibilidad de encontrar en su garaje a esta legendaria máquina de drift, una opción más que válida es la reedición (o mejor dicho tributo) de Toyota a este magnífico auto que conserva el espíritu del “Rey de Akina” con más caballos de fuerza y una aeronomía mejorada llevando la filosofía “Fun to drive” a otro nivel.

Este homenaje automotriz lleva por nombre los dígitos que hicieron popular a dicho vehículo: 86. Sin embargo, esa no es la única similitud pues la agilidad y precisión son una insignia heredada de su predecesor a la que le podemos agregar su capacidad de soportar preparaciones que superan la potencia de un coche de Fórmula 1 promedio. Estamos hablando de proyectos que superan los 1000 H/P, potencia que no le vendría nada mal a Fernando Alonso dadas las circunstancias.

¿Sabías que el récord mundial de Drifting a mayor velocidad lo posee un 86? ¿Qué, no? Bueno, aquí te dejamos con el video de Kuba Przygonski y su GT86 llevado hasta los 1.068CV al momento de batir el rércord anterior con una pasada a más de 217 Km/h. ¡Disfrútalo, toyotero! Te lo mereces.

Comparte este artículo

ARTÍCULOS RECIENTES